La vida puede ser bella

Yo quiero ser feliz. Ésta fue la respuesta que me dio una adolescente con quien platicábamos sobre su futuro. La respuesta contestaba la pregunta ¿Cuál es el sueño más grande que tienes como futura profesional y mujer adulta?

La vida es bella y sorprendente. Y más aún en la adolescencia; la curiosidad, la energía y las ilusiones son intensas. Ser feliz no es un sueño grande por alcanzar porque ya es parte de la vida de un o una adolescente, o por lo menos debería de serlo. Cuando lo anhelan como un sueño casi inalcanzable es la depresión la que habla.

Lamentablemente ser feliz no es parte de la vida de muchas vidas ensombrecidas por el abuso sexual y/o emocional. Un abuso cotidiano y muchas veces sistemático, que encuentra cobijo en una sociedad patriarcal, descuidada con las necesidades básicas de todo ser humano e indiferente a las violaciones a los derechos humanos.

El dolor y el daño causados por los abusos emocional y sexual son profundos y destructivos. Algunos de los daños psicológicos más destructivos son: la creencia de merecerlo, el rompimiento total con las capacidades internas, las únicas que pueden sacar al ser humano de los agujeros negros más profundos, y la pérdida del auto respeto y la dignidad. Después de esto, ¿qué puede hacer una persona a quién han dejado tan desnuda y vulnerable por dentro?, ¿con qué fuerzas va a luchar por su vida? Y, si es madre/padre, ¿cómo va a poder cuidar de otra vida?, y ¿si es menor de edad? La respuesta a estas preguntas es fría y simple. La víctima de abuso emocional y/o sexual no puede superar el trauma sola. Porque, aunque interiormente tiene las fuerzas para hacerlo, no lo cree; porque, aunque su valor no tenga nada que ver con lo que otros u otras le han hecho, no lo sabe. Y esto concluye en no buscar ayuda; al menos no de forma directa y efectiva. Lo que sigue es autodestrucción disfrazada de momentos alegres, violencia o tristeza profunda.

Las posibilidades de éxito en cualquier ámbito de la vida, después del abuso emocional y/o sexual, invariablemente se ven mermadas, condicionadas y a partir de ése o esos eventos hay una herida psicológica que acompaña, tormentosamente, día y noche a las víctimas. Es injusto, es inhumano, es doloroso, pero es la realidad de miles de personas en Guatemala. Solo un milagro puede salvar a estas personas, un milagro de amor y comprensión.  Ellas y ellos necesitan apoyo para la rehabilitación física, psicológica y emocional con base en el amor incondicional; amor que muchas de estas víctimas nunca conocieron.

El amor incondicional traducido en recreación sana y formativa, educación con contenidos básicos y profundos, apoyo psicológico (elemental para la recuperación integral), relaciones humanas basadas en respeto e igualdad y alimentación apropiada para un crecimiento sano. Solo así el mundo puede romper el miedo que paraliza a miles de personas y así también arrancar de las manos de los y las abusadoras la vida de sus víctimas.

Darle el apoyo necesario a una persona que ha sufrido abuso para que pueda reconocer su capacidad y su valor para resurgir sobre eventos tan traumáticos como el abuso emocional y sexual es como revivir los bosques mutilados. Las víctimas dejan de serlo y se suman al grupo de personas felices del mundo que aportan energía positiva a la sociedad. Y entonces, así, la vida puede ser bella después del abuso.

Yo encontré en Guatemala un lugar que hace realidad este milagro, se llama Asociación La Alianza. Trabaja con ni desamparados rescatándolos del abuso y maltrato con un enfoque de derechos humanos. Para alcanzar sus objetivos de manera integral desarrolla cuatro ejes de trabajo que se interrelacionan unos con otros: 1. Protección y abrigo, 2. Prevención, 3. Apoyo y seguimiento legal y 4. Incidencia.

En palabras de su directora nacional, su razón de ser es “Servir y proteger a la niñez y adolescencia desamparadas, haciendo con las niñas, niños y adolescentes un pacto de confianza, respeto absoluto y amor incondicional. Nuestro compromiso es crear oportunidades excepcionales para su desarrollo personal y su bienestar, con el fin de que puedan alcanzar su más alto potencial y ser plenos sujetos de derecho.”

Nota: Este artículo forma parte de la 4ª edición del Concurso Publicación Solidaria Funiber 2017. Sitio web del concurso (www.estudiarenfuniber.com)

27 comentarios en “La vida puede ser bella

  1. Doy fe de la extraordinaria y maravillosa labor de La Asociación La Alianza y su comprometida directora Carolina Escobar S. Somos muchos los que respetamos y admiramos su entrega por estas niñas!!

    Le gusta a 1 persona

  2. Indudablemente no hay nada que hagamos en esté mundo que no tenga su recompensa, dicen por ahí que hasta un vaso con agua que se la tiene…..por favor sigan adelante, personas que sirvan de corazón no hay muchas
    Asociación La Alianza son parte de un mundo mejor, todo mi respeto y admiración para ustedes.

    Le gusta a 1 persona

  3. Fui víctima de abuso en la niñez y adolescencia y cada día conozco más víctimas. con gran dificultad para recuperarse, pero celebró la vida y me llena de alegría saber que la solidaridad hace posible remontar las adversidades . Voto por Alianza Guatemala

    Le gusta a 1 persona

  4. Yo también pase por diferentes abusos tantos físicos como emocionales,desengaños y mentira desde mi niñez, adolescencia y aun en la adultez,personas que me han engañado todavía,pero Dios no ha dejado siempre me ha sustentando!!!la vida sigue y con su ayuda venceremos

    Le gusta a 1 persona

  5. Felicidades, curar heridas, es aprender a vivir con ellas , saber que allí están pero que ya no arrebatan la paz que existe en tu alma.
    Los sentimientos de culpabilidad pueden perturbar la vida, sin darnos cuenta que fuimos victimas no victimarios, limpiar el agua de nuestro pozo es aprender a vivir y ahora toca dejar fluir la riqueza de nuestro manantial.
    Un fuerte abrazo .
    Muchos exitos

    Le gusta a 1 persona

  6. Son muy pocas las niñas y mujeres en mi familia que no han sido abusadas emocional y sexualmente y quienes todavía viven con las secuelas del abuso. Entre ellas me encuentro yo. Todo mi apoyo para el trabajo excepcional de La Alianza.

    Le gusta a 1 persona

  7. Por supuesto que ya le di me gusta. Este es un trabajo necesario para rescatar emocional, mental, física y espiritualmente a tantas niñas y niños abusados; esta aberración debe de terminar, hay que hacer un gran trabajo de concientización y humanización de esas personas abusadoras que actúan respodiendo a sus instintos de animal no humano que este sistema reproduce. Debemos de comprometernos a hacer cambios de radicales en el país, quitar la escoria que por años ha usurpado el poder de gobierno y empezar de nuevo.

    Le gusta a 1 persona

  8. En Guatemala, sobre todo en el área rural, persiste el abuso sexual en contra de las niñas y adolescentes, por parte de los padres, abuelos, tíos, etc. En general de parte de personas que las debieran proteger. Debe de haber prisión y castración para esos degenerados abusadores. No hay otra solución.

    Le gusta a 1 persona

    • Gracias por tu comentario Juan José, para apoyarnos copia el siguiente mensaje y compartelo a tus contactos, gracias.
      “Vota por Guatemala.
      Aquí 👉https://www.estudiarenfuniber.com/finalistas-concurso-publicacion-solidaria-4
      Por ellas…
      “Son muy pocas las niñas y mujeres en mi familia que no han sido abusadas emocional y sexualmente y quienes todavía viven con las secuelas del abuso. Entre ellas me encuentro yo. Todo mi apoyo para el trabajo excepcional de La Alianza.”(testimonio compartido en el artículo del concurso)”

      Me gusta

  9. “Y entonces, así, la vida puede ser bella…con el fin de que puedan alcanzar su más alto potencial y ser plenos sujetos de derecho.”
    Bellísimo lograr todo ello en niños, niñas y adolescentes, especialmente en víctimas de abuso.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s